Marco Normativo de la Economía Solidaria

A partir de la Constitución Política de 1991, se empezó a considerar la existencia e importancia para la economía nacional de formas asociativas y organizaciones solidarias.

 

En el Artículo 58 de la Carta Magna reza «El Estado protegerá y promoverá las formas asociativas y solidarias de propiedad».
El Artículo 333 dice «El Estado fortalecerá las organizaciones solidarias y estimulará el desarrollo empresarial».

 

Aunque desde antes de la reforma realizada a la Constitución en 1991, este tipo de organizaciones ya existían la anterior ordenanza no lo especificaba.

 

La legislación existente como marco inicial de las cooperativas es la Ley 79 de 1988 la cual en su Artículo 1º dice «El propósito de la presente ley es dotar al sector cooperativo de un marco propio para su desarrollo como parte fundamental de la economía nacional, de acuerdo con los siguientes objetivos:

 

  • Facilitar la aplicación y práctica de la doctrina y los principios de cooperativismo.
  • Promover el desarrollo del derecho cooperativo como rama especial del ordenamiento jurídico general.
  • Contribuir al fortalecimiento de la solidaridad y la economía social.
  • Contribuir al ejercicio y perfeccionamiento de la democracia, mediante una activa participación.
  • Fortalecer el apoyo del Gobierno Nacional, Departamental y Municipal al sector cooperativo.
  • Propiciar la participación del sector cooperativo en el diseño y ejecución de los planes y programas de desarrollo económico, social y propender por el fortalecimiento y consolidación de la integración cooperativa en sus diferentes.